Bañuelos y Montero serían bienvenidos en septiembre

Viendo los problemas que han tenido los Yankees con su pitcheo en las últimas dos semanas – me refiero específicamente a las aperturas poco memorables de Phil Hughes y A.J. Burnett – considero que la expansión de los rosters de Grandes Ligas en septiembre será algo de alivio para los Mulos.

El año pasado, los dominicanos Iván Nova y Eduardo Núñez le dieron un empuje a los Yankees ante las lesiones de Alex Rodríguez y el zurdo Andy Pettitte y los altibajos de Burnett y el boricua Javier Vázquez.  El receptor venezolano Francisco Cervelli y el infielder mexicano Ramiro Peña contribuyeron en septiembre del 2009.

Existe la posibilidad de que los Yankees asciendan el próximo mes al serpentinero Manuel Bañuelos del que tanto se hablado, pero que aún no hemos visto en la Gran Carpa ya que tiene apenas 20 años. Cashman ha dicho que es poco probable que suban al mexicano, pero creo que no estaría de más reforzar el bullpen en las últimas semanas de la campaña ya que la meta de los Bombarderos debe ser ganar su división.

Por otro lado, se espera que el conjunto convoque al receptor venezolano Jesús Montero, quien ha conectado cuatro jonrones en sus últimos cuatro juegos por Triple-A Scranton/Wilkes-Barre. Con tres grand slams en el juego final vs. Oakland en el Yankee Stadium, los Yankees dejaron en claro que no carecen de ofensiva y poder. No obstante, ante el rol reducido de Jorge Posada, Montero podría ser una opción atractiva para bateador designado o emergente.

Si reciben la llamada anhelada por todo jugador de liga menor y logran trasladar el éxito que han tenido a la Gran Carpa, el “granito de arena” de Bañuelos y Montero podría ser de gran valor para los Yankees en la pelea por la corona del Este de la Liga Americana.

Armados hasta los dientes

NUEVA YORK – Restando menos de dos meses en la temporada, considero que los Yankees están en mejores condiciones ahora que en cualquier otro momento de este año. Hago este argumento consciente de la ausencia de Alex Rodríguez, quien se está rehabilitando tras ser operado de la rodilla, y el relevista Joba Chamberlain, que se sometió a la cirugía Tommy John y no volverá al terreno hasta el 2012.

A pesar de los contratiempos, el manager Joe Girardi enfrenta un dilema que muchos managers quisieran tener. La pregunta del momento es, ¿qué hacer con el abridor dominicano Iván Nova? El novato tiene marca de 10-4 con efectividad de 3.81 en esta temporada y en estos momentos integra una rotación de seis lanzadores que incluye también al as CC Sabathia, el Lanzador del Mes en la Liga Americana en julio, el también dominicano Bartolo Colón, el venezolano Freddy García, Phil Hughes y A.J. Burnett.

Nova perdió su puesto temporalmente cuando regresó Hughes tras estar fuera de acción por casi dos meses debido a lo que fue clasificado como un brazo muerto. Pero ahora Hughes parece estar recuperando la forma. Aunque duela en el alma – y en el bolsillo — el más indicado para abandonar la rotación sería Burnett, cuya foja este año es de 8-9 con promedio de carreras limpias de 4.54.

Considero que enviar a Nova al bullpen sería un error. Sin ni siquiera contar el hecho de que se ha ganado a pulso un puesto en la rotación, entre las prioridades de los Yankees debe de estar cuidar y fomentar el desarrollo de Nova como abridor, ya que está joven y a la larga podría ser mucho más valioso para el conjunto que Burnett.

Por otro lado, tras llegar a los 3,000 hits de por vida, Derek Jeter ha vuelto a lucir como el bateador que estamos acostumbrados a ver. Para pesar de aquellas personas que deleitan en afirmar que el capitán está acabado, Jeter está bateando bien por encima de .300 en sus últimos 25 juegos. Digan lo que digan de su edad, entre más importante sea el partido, más se crece Jeter siempre y tenerlo encendido en la recta final es un lujo envidiable.

Los Yankees tienen también en sus filas a dos de los líderes en jonrones en la Liga Americana: Mark Teixeira (31) y Curtis Granderson (26). Teixeira está bateando .350 en sus últimos 10 compromisos, mientras que Granderson tiene promedio de .366 en el mismo tramo.

Me parece que ahora mismo los Yankees están muy bien equipados para disputar la cima del Este de la Liga Americana con los Medias Rojas. ¿Ustedes que creen?

Juego de Estrellas presenta contradicción

NUEVA YORK — Se ha hablado hasta el cansancio de que, debido a sus números,  Derek Jeter no merece ser titular en el Juego de Estrellas. Ni el fanático más devoto de los Mulos puede ignorar que muchos paracortos en la Liga Americana, los principales siendo el venezolano Asdrúbal Cabrera de los Indios y el dominicano Jhonny Peralta de los Tigres, superan a Jeter en las categorías ofensivas de más peso. Sin embargo, el Capitán de los Yankees  ha encabezado a los campocortos del Joven Circuito en votos para el Clásico de Media Temporada desde que se hizo disponible la papeleta.

Considero que la polémica que desatan las selecciones de los aficionados cuando eligen a figuras populares y no a los más merecedores se debe a que no tenemos en claro cuál es el propósito del Juego de Estrellas. De hecho, considero que es contradictorio que el resultado del juego determine cuál liga tendrá ventaja de local en la Serie Mundial cuando son los aficionados los que elijen a los titulares.

Hasta cierto punto, se ha argumentado que el evento es principalmente para la diversión de los seguidores de Grandes Ligas y eso es justo lo que permitir que la fanaticada seleccione a los titulares parece indicar. De ser este el caso, las estadísticas pasan a segundo plano porque lo importante no es quién tenga el mejor promedio o el mayor número de jonrones, sino a quiénes quieren ver los aficionados.  El problema recae en que, al mismo tiempo, usamos las selecciones al Juego de Estrellas como indicación de excelencia en una temporada y ese criterio es engañoso. (¿Qué mejor ejemplo el hecho de que tanto los aficionados y como el manager Charlie Manuel dejaron a Carlos González fuera de la escuadra del Viejo Circuito en el 2010?)

El hecho de que, desde uno años para acá, el Juego de Estrellas tiene implicaciones para la postemporada lo cambia todo. Un evento que le da una ventaja crucial a una de las ligas en octubre no debe estar basado en la popularidad, ya que los managers de ambas ligas deben tener al mejor equipo posible a su disposición y gozar de la libertad para colocar en el terreno al mejor talento de la liga desde el primer inning.

Veo dos posibles soluciones. La primera sería restarle importancia al evento veraniego, tanto a la hora de enumerar los logros de los peloteros como a la hora de decidir quién tendrá ventaja de local en la Serie Mundial. La segunda opción sería quitarles el voto a los aficionados, o, para permitir que la fanaticada siga participando de alguna foma, dejar que seleccionen a sus favoritos, pero no necesariamente a los titulares.  Reconciliar la contradicción que existe en estos momentos entre el método de selección y las implicaciones del Juego de Estrellas le traería más respeto al evento.

Temporada de sorpresas, buenas y malas

NUEVA YORK – Creo que muchos aficionados de los Yankees coincidirían conmigo en que hasta ahora, la temporada del 2011 ha sido algo inusual. Y es que lo que se perfilaban como puntos débiles de los Mulos de cara a la campaña han sido todo lo contrario y viceversa. De hecho, algunas de las contribuciones más importantes este año han provenido de donde menos esperábamos.

El pitcheo abridor, considerado el “talón de Aquiles” de Nueva York de cara a la temporada, ha sorprendido. Me refiero específicamente a las contribuciones del venezolano Freddy García y el dominicano Bartolo Colón. Este último tiene marca de 3-3 con promedio de carreras limpias en sustitución de Phil Hughes, quien en vez de estarse creciendo en la rotación de los Yankees ha estado fuera debido a una lesión en el hombro de lanzar.

El bullpen de los Yankees ha sido fiable  y se encuentra en estos momentos en el primer lugar en la Liga Americana con promedio de carreras limpias colectivo de 2.88. Pero a diferencia de campañas anteriores,  esa cifra no se le puede acreditar mayormente  a Mariano Rivera, ya que el panameño ha cedido cinco carreras en lo que va del año y ha malogrado tres salvamentos.

Por otro lado, las historias de Garcia y Colón este año contrastan con las del boricua Jorge Posada y Derek Jeter. Mientras que ambos lanzadores veteranos parecen haber revivido sus carreras,  los dos pilares están sintiendo las secuelas de la edad.  Posada especialmente ha tenido serios problemas con la transición de receptor a bateador designado.

Cuando uno menciona el poder ofensivo y los Yankees en la misma frase, el nombre que primero viene a la mente es el de Alex Rodríguez. Pero en esta temporada ha sido Curtis Granderson y no A-Rod el que ha acaparado titulares por su despliegue  de poder.

Son varios los equipos en Grandes Ligas este año que han desafiado las expectativas, entre ellos los Marineros y los Indios.  Aunque nadie descartó a Nueva York como quizás fue el caso con Seattle y Cleveland, sí considero que tanto el pitcheo como la ofensiva de los Yankees han demostrado una profundidad impredecible.

Saludos,

Nathalie

Inversiones acertadas hasta ahora

freddy-garcia-a-j-burnett-bartolo-colon.jpgDespués de que los Yankees fallaron en su intento por firmar a Cliff Lee y que Andy Pettitte anunció su retiro durante la temporada baja, se consideraba que el pitcheo abridor sería el “talón de Aquiles” de Nueva York en el 2011. Pero aun con los problemas que ha tenido Phil Hughes,  la rotación de los Yankees ha dado gratas sorpresas en lo que va de la temporada.

El as CC Sabathia representa un constante, pero los desempeños del venezolano Freddy García y el dominicano Bartolo Colón han sorprendido, tomando en cuenta sus historiales. Siempre que un equipo firma a jugadores veteranos cuyos mejores momentos parecen haber pasado, genera críticas y hasta burlas. Confieso que yo estaba entra los escépticos que cuestionaban la decisión de los Yankees de firmar al Colón, quien ganó el Premio Cy Young en la Liga Americana en el 2005, pero no lanzó en el 2010. El quisqueyano rompió en malos términos con los Medias Rojas en el 2008 antes de integrarse a los Medias Blancas por segunda vez en su carrera en el 2009.

Por su parte, García tuvo una campaña decente en el 2010 al terminar con 12-6 con los Medias Blancas, pero había jugado por tres equipos diferentes en los últimos cuatro años.

Después de aproximadamente 20 juegos, esas dos contrataciones parecen estar entre las mejores que han hecho los Mulos últimamente.  Los Yankees firmaron a García por US$1.5 millones y a Colón por $900,000. Ambos hicieron el equipo en los entrenamientos. García llegó a la serie contra los Orioles en Baltimore con efectividad de 1.29 en dos presentaciones, mientras que Colón tiene 1-1 con promedio de carreras limpias de 3.50 en cuatro presentaciones, incluyendo una apertura.

Por otro lado, A.J. Burnett parecer haber recobrado la forma, mientras que ahora es Hughes quien lucha por volver a lucir como el lanzador que ganó 18 juegos en el 2010.

La campaña apenas comienza, pero si la contribución de García y Colón hasta ahora es una muestra de lo que está por venir, creo que estamos en muy buena posición.

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Table Normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin:0in;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

 

Hará falta más balance

Aunque la temporada apenas empieza, creo que las posiciones en el Este de la Liga Americana a estas alturas sirven para recordarnos que en el béisbol las predicciones están de más.

En estos momentos, Medias Rojas, quienes con sus grandes adquisiciones se perfilaban como los favoritos para ganar la división, tienen el peor record de cualquier equipo de Grandes Ligas. Los Yankees, a pesar de lo que lucía como una deficiencia de pitcheo abridor, están en el primer lugar en el Este.  

Aunque los Mulos han tenido buenas actuaciones de CC Sabathia y A.J. Burnett, su salvación hasta ahora ha sido el poder, ya que al iniciar la primera serie de la temporada contra los Rangers, encabezan las Grandes Ligas con 21 cuadrangulares. Si hay alguien que no ha decepcionado en lo mínimo ha sido el boricua Jorge Posada, quien llega al 15 de abril en el primer lugar en el roster de los Yankees con cinco jonrones. El boricua parece haberse adaptado al rol de bateador designado sin contratiempo alguno.

Aunque la fórmula de pitcheo mediocre con exceso de poder ha dado resultados hasta ahora, considero que ésta no se puede sostener durante el transcurso de una campaña completa. Para que los Yankees sigan como líderes de su división, necesitarán más balance entre el pitcheo y la ofensiva del que hemos visto hasta ahora. Eso no será fácil de conseguir ahora que Phil Hughes se encuentra en la lista de lesionados con un brazo muerto, pero el dominicano Bartolo Colón ha tenido buenos resultados, lo cual nos debe dar esperanza.

 

¿Coincidencia o mala suerte?

cervelli.jpgSi yo fuera supersticiosa y creyera en la mala suerte como muchos peloteros, estaría inquieta por las lesiones de Francisco Cervelli en la pretemporada. Coincidencia o no, Cervelli se ha lesionado en los entrenamientos por tercera vez en su carrera. En esta ocasión, estará fuera de acción al menos cuatro semanas tras fracturarse el pie con una bola foul.

Es verdaderamente lamentable porque, aunque otros receptores, en especial el también venezolano Jesús Montero, tenían más posibilidades de quedarse con el puesto de receptor suplente, lo menos que merecía Cervelli era la oportunidad de competir. Pasó gran parte de la temporada baja en República Dominicana entrenando con Robinson Canó para estar listo y ahora veo difícil que haga el equipo grande.

Con tanto talento que tienen los Yankees en la receptoría, no estoy segura de que estando en el lugar del gerente general Brian Cashman hubiese firmado a Russell Martin. Cervelli quizás no sea un bateador con poder como lo es Montero, pero defensivamente es muy bueno y eso vale mucho.

Espero que Cervelli tenga pronto la oportunidad de establecerse en la Gran Carpa y que tanto él como los Yankees tengan paciencia para que cuando llegue ese día esté usando todavía el uniforme de los Mulos.